Definiciones Verdes- 2ndo Volumen

Tras Planète Durable y ahora Valériane, hoy vengo a completar dos definiciones verdes aportando mis reflexiones y mi toque personal a las iniciativas del desarrollo sostenible.

El BIO: Esto es un tema muy vasto y voy a intentar de sacarme del atolladero y comportarme como un simple neófito.

En primer lugar, os pongo una definición de la agricultura biológica recuperada en Wikipedia:

La agricultura biológica es un sistema de producción agrícola basado sobre el respeto de lo vivo y de los ciclos naturales, que maneja de manera global la producción, favoreciendo el agro sistema pero también la biodiversidad, las actividades ecológicas de los suelos y los ciclos biológicos.

Para alcanzar estos objetivos, los agricultores biológicos deben respetar los pliegos de cargos y de reglamentos que excluyen particularmente el uso de abono químico de síntesis y pesticidas de síntesis así como el uso de organismos genéticamente modificados.

Al empezar lo que es bio es la agricultura, y cuando uno lleva una camiseta o una ropa bio quiere decir que resulta de la agricultura y es el algodón que es biológico. Es lo mismo para las verduras ecológicas, cuando os vais en un restauran bio, coméis las verduras que provienen de la agricultura biológica y a veces carne o pescado que han sido criados de la manera más sana posible: sin abono…

Pasa lo mismo para los cosméticos o los productos de limpieza. Están hecho a base de elementos de la agricultura biológica.

Para más información sobre estos temas, os invito a ver la página web y el blog de ABONEOBIO y CUISINE SAINE.

Pero bueno, el bio no puede ser el “comodín”. Nos han “reprochado” de hacer reciclaje y entonces de no “hacer” bio. En un salón a fuerte tendencias  bio, en el que hemos presentado nuestros productos, nos preguntaron cual era nuestro proceso bio, cuando ya habíamos pasado el comité de selección para exponer. La pregunta nos sorprendió y es esto también que nos ha incitado a hacer esta nota sobre las definiciones verdes porque no hay que mezclarlo todo. No hay que confundirlo todo, y no es porque no hacemos “bio”, hablando propiamente, que nuestro proceso no es medioambiental, ‘al contrario! Recuperamos materias o materiales que no son biodegradables y los reutilizamos para evitar de enterrarlos o destruirlos químicamente. No nos encontramos (todavía) en un mundo en donde todo es BIO: mi teclado no es bio, la estructura de la caseta del salón bio sobre la cual habíamos expuesto nuestros productos está hecha de elementos que no son bio. El comité de selección de algunos organizadores de salones bio, rechazan nuestra candidatura como exponentes porque reciclar no es bio…!!! Pero cuando te paseas por el salón ves que está escrito por todas partes que hay que clasificar y reciclar… No reprocho nada a nadie, pero a veces a pesar de todos los procesos medioambientales que intentamos de hacer poco a poco, nos ponen un pleito injustificado. El BIO es formidable, nunca lo diré de manera suficiente. Todo está en la manera de comunicar, lo que nos lleva al próximo tema que es el GREENWASHING o el LAVADO VERDE (ver Las definiciones verdes-1er Volumen).

Para ilustrar el LAVADO VERDE, llame a una experta,Céline Réveillac,que dirige un blog sobre la comunicación y el Lavado Verde. Aquí os doy algunas herramientas prácticas para establecer una comulación dicha responsable:

La comunicación responsable implica la toma en consideración de las problemáticas medioambientales, sociales y societales, en los mensajes elaborados y los medios de aplicación.

¡Pero cuidado con las ideas preconcebidas! No se trata de imprimir menos y pasar más tiempo en el Internet para que sea una acción que tiene un impacto ecológico. Se trata sobre todo de adaptar las herramientas en función de los objetivos pretendidos (punto(s) de mira, mensaje(s)…) de modo que  estas herramientas sean lo más eco-responsables posible y a todos los niveles: fabricación, difusión, respeto de los actores del proyecto…

La UDA et Ethicity  han definido los 5 principios siguientes:

  1. Inscribir el conjunto de las tomas de palabras externas en el ámbito de un código de comunicación responsable: integrar en interno una carta de marketing y de comunicación en materia del contenido de los mensajes, de los impactos sobre los puntos de mira, etc.
  2. Incitar al público al que uno se dirige a que tenga unos comportamientos responsables.
  3. Utilizar con fidelidad los datos privados de los clientes finales en los procesos comerciales y de marketing.
  4. Emprender un preseco interno que permita validar las comunicaciones antes su difusión externa: crear un referencial en adecuación con los estándar nacionales e internacionales (recomendaciones de BVP, de Ademe…)
  5. Integrar el impacto medioambiental en los criterios de elección de los soportes de comunicación.

En este momento, no hay nada que me enfada más que los logos verdes de las grandes marcas de la gran distribución. ¿Los logos y las vitrinas de las tiendas estarán hechos a partir de pinturas respetuosas del medioambiente? Las alfombras estarán exentas de productos químicos? Esto es un magnifico ejemplo de Lavado Verde… Aquí tenemos de nuevo a Laurence (ABONEOBIO) que hizo una nota la semana pasada sobre este tema.

Era mi bufido aunque siempre sigo con mi buen humor y mi optimismo. Nos vemos en el 3er volumen de las definiciones verdes…

4 commentaires sur “Definiciones Verdes- 2ndo Volumen”

  1. Ce qui surprend c’est que les personnes qui réclament du bio sur les stands et semblent surpris ne sont pas forcément celles qui ont enclenché justement un changement dans les pratiques, c’est comme une critique facile au 1er degré. Il faut avoir le temps d’expliquer que ce qu’on croit bon au premier abord n’est pas forcément la bonne solution, sauf que ce n’est pas toujours possible d’avoir ce temps d’échanges. Les entrepreneurs engagés se heurtent à une maturité du marché qui n’est pas là. Du coup ils doivent faire ce boulot «d’éducation» sauf qu’ils ne sont pas rémunérés pour cela et y consacrent malgré tout beaucoup de temps et d’énergie. Le retour sur investissement n’y est pas forcément. Le client s’informe et il a raison, mais papillonne…

  2. Jean-Marc dice:

    Laurence,
    Merci de cet avis que je partage.
    Je ne reproche rien au client bien au contraire, mais «l’éducation» devrait pas forcement venir d’acteurs engages comme nous, même si je le fais avec plaisir. Il est juste très frustrant que des organisateurs de salons bio nous acceptent en tant qu’exposant et nous rejettent en tant qu’acteurs tout court, du coup les consommateurs sont un peu perdus.

  3. […] Ce billet n’a ni la prétention de critiquer quelconque acteur,. […]

  4. […] Ce n’est pas de l’écologie dont on doit avoir peur, mais un d’un autre exemple flagrant de notre monde actuel le greenwashing ! (on veut nous faire  passer des vessies pour des lanternes). Je vous invite à lire ou relire le billet que j’avais fait sur le sujet […]

Laisser une réponse