Definiciones Verdes- 3 er Volumen- Reflexiones sobre el comercio sostenible/ético

La temática de esta nota va a ser el comercio sostenible/ético. Les doy algunas reflexiones sobre el tema para hacerlo más positivo de lo que parece. Esta nota fue escrita tras una reunión con el CLACE (Collectif Lyonnais des Acteurs du Commerce Equitable – Colectivo Lionés de los Actores del Comercio Sostenible) después de la quincena del comercio sostenible en Lyon.

Hacer comercio sostenible/ético, no debe forzosamente mostrar la imagen de toda una comunidad de mujeres indias que «salen» del bolso que acaban de vendertete suplicandote. Claro que hay que explicar como están fabricados los productos, de dónde vienen y en qué condiciones han sido fabricado, pero de aquí a encontrarse frente a un indio de America del Sur (con su gorro) que sale de tu tableta de chocolate o del paquete de café con su zampoña… Al principio, el bolso no tenía que ser simplemente bonito y la tableta de chocolate o el paquete de café simplemente delicioso?

Ante todo el comercio sostenible/ético es un proceso positivo y los actores (que sean africanos, indios, americanos,…) que fabrican los artículos que les proponemos son más bien gente divertida, entusiasta pero no son para nada de ese tipo de gente que te hacen sentirte culpable. Tienen otra cultura, otra manera de ver las cosas y no han sido forzosamente nutridos (¡!) por la cultura judeocristiana.

¿Los productos, fuera de lo alimenticio, que provienen del comercio sostenible/ético, tiene que ser forzosamente feos, étnicos y vehicular una imagen de “hippy”?

¡Claro que no! De hecho es lo que intento mostrar todos los jueves a través de mis notas sobre la moda ética.

Hay una cosa que generalmente uno tiende a olvidar en el acto de comprar sostenible/ético, y es la noción de placer, en el sentido de «flechazo». ¿Es malo hacerse placer? Cuando uno le ofrece un regalo a un niño o a un adulto, la primera observación es que el placer transparece. Creo que el comercio sostenible/ético sabe también proponer productos glamour, con estilo, hermosos, lindos, poéticos,… ¿El hecho de que un producto derive del comercio sostenible/ético no debería ser la guinda del pastel? Esta nota no pretende criticar cualquier actor, ni dar lecciones a cualquiera. Todos los iniciadores del comercio sostenible/ético, aún presentes hoy en día, no son criticables, al contrario. Ellos han abierto las puertas del desarrollo sostenible y de todas las otras iniciativas que se parecen. Sólo podemos aplaudirlos por esto. Estoy lejos de abandonar cualquier referencia al comercio sostenible/ético pero sólo deseo que este termino evolucione y que muestre una imagen mucho más positiva sin que se haga lavado verde (Greenwashing). El tema es muy vasto y podríamos pasar horas a desmenuzarlo, pero me voy a quedar sobre esta nota positiva para hoy. Estoy listo a compartir con vosotros sus propias reflexiones y sus contradicciones. 

4 commentaires sur “Definiciones Verdes- 3 er Volumen- Reflexiones sobre el comercio sostenible/ético”

  1. Abi dice:

    Tu pointes du doigt un fait. Les gens attendent souvent du folklorique quand on leur parle de mode éthique. Ils veulent du «traditionnel, du tribal» Marron Rouge peut dérouter car on quand tu parles des origines indiennes des produits, l’imaginaire veut que l’on se représente des objets ethniques. Tu arrives à faire une chose formidable, sortir des chemins de la mode et déco ethniques des enseignes classiques, pour nous proposer des objets beaux, uniques, originaux, qui racontent une histoire et pour une fois une histoire choisie et pas imposée par les acheteurs qui ne font que véhiculer les clichés.

  2. Jean-Marc dice:

    Abi,

    Merci de tes encouragements et tes remarques. Oui pour une fois ou l’on choisit l’histoire ça me conforte à continuer dans ce sens.

  3. C’est une réflexion qu’on entend souvent en ce moment. Depuis que la mode éthique/équitable s’est développée, on parle davantage de beauté a propos du commerce équitable. Mais, à mon avis, il ne faut pas pour autant supprimer les produits ethniques puisqu’ils reflètent la culture des producteurs.

    J’aime le quinoa ! J’aime les bâtons de pluie ! J’aime le fonio ! J’aime le mascobado ! J’aime les sacs recyclés !
    Et j’aime mon bonnet Péruvien aussi ! Je me souviens d’ailleurs d’un article sur le sujet : http://www.ekitinfo.org/journal/jaime-mon-bonnet-peruvien

    Le commerce équitable a permis au consommateur de découvrir de nombreux produits originaux, ne l’oublions pas.

  4. Jean-Marc dice:

    Guillaume,

    Merci de ton avis et de tes remarques. Ne te méprends pas sur mes propos, j’aime aussi ton bonnet péruvien, mais le commerce équitable/éthique ce n’est pas que ça. Et je suis loin d’oublier ce qu’a apporté et ce que continue d’apporter le commerce équitable/éthique aux consommateurs.

Laisser une réponse